Safe Conduct
       
     
 CHOLO - CHOLA (2019) es una pieza creada sobre una duna quebrada, localizada 105 Kilómetros al sur de Lima, Perú.  Esta pieza utiliza el lenguaje como un espejo, enfrentando al espectador con palabras que cargan múltiples significados y que pueden encapsular discriminación, división y odio, y al mismo tiempo orgullo, empoderamiento y cariño, pero que también sirven para recordar a los peruanos las capas de racismo que existen en nuestra sociedad.  Con esto en mente, las palabras Cholo y Chola han sido dibujadas con letras de 10 metros de alto por 6 metros de ancho en medio de la desértica costa peruana a ambos lados de la carretera Panamericana Sur - frecuentada con mayor tráfico durante los meses de verano (enero - marzo) - en una locación conocida y acusada de racismo y discriminación dentro de sus comunidades aisladas y protegidas: las playas privadas de la provincia de Asia, que se extiende por unos 15 - 20 kilómetros bordeando el Océano Pacífico.  El origen de la palabra Cholo es atribuido a varias fuentes. La primera referencia del uso del término ‘cholo’ en la lengua española apareció a comienzos del siglo XVII en Los Comentarios Reales de los Incas (1609 y 1616), del escritor peruano Inca Garcilaso de la Vega. En el texto, se lee: “Al hijo de negro y de india, o de indio y de negra, dicen mulato y mulata. A los hijos de éstos llaman cholo”. He aquí de dónde proviene su significado adjudicado mayormente hoy en día (de manera diluida y con connotaciones negativas): una persona que nace de padres con múltiples estirpes. Otra explicación de su origen es que proviene de la lengua Mochica, que existió en la costa norte de Perú, y en la cual el término ‘cholu’ significaba ‘muchacho’ o ‘joven’. Según la historiadora peruana María Rostworowski, los primeros colonizadores españoles ingresaron al Perú por la costa norte, donde se encontraron con esta palabra. Rostworowski propone que originalmente fue utilizada para llamar a los hombres jóvenes ‘cholu’, y que luego mutaría a la palabra ‘cholo’. Actualmente en Perú, dependiendo del contexto, cualquier persona puede ser considerada o llamada cholo/chola. El único requisito es haber nacido en el país.  Históricamente, estas palabras han sido utilizadas para discriminar y crear divisiones sociales. Sin embargo, en el Perú contemporáneo, su significado ha ido cambiando, y hoy en día también son utilizadas con significados directamente opuestos a los de su uso original. Hoy en día, también se aplican como términos de cariño, orgullo y empoderamiento. Las obras del artista peruano Chermany, quien usa la palabra ‘Cholo’ para transmitir orgullo - también disponible en gorras y camisetas - o del arquitecto Boliviano Freddy Mamani (Arquitectura Andina) y sus edificios conocidos como ’Cholets’ (un término que viene de la unión de las palabras ’Cholo’ y ‘Chalet’) en El Alto, Bolivia también vienen a la mente como ejemplos en los que estas palabras son empleadas en contextos positivos.  Las dunas partidas de manera artificial sobre las cuales se encuentra esta pieza también agregan una capa más de conflicto a la obra. Tradicionalmente, estas ‘pintas de cerros’ que suelen ser empleadas para propagandas políticas, tienden a existir en el lado Este de la carretera. Nunca en cerros o dunas del lado Oeste de ella. Esto no es ninguna coincidencia. La Carretera Panamericana Sur, especialmente entre los Kilómetros 90 - 110, ha servido por años como una barrera física para dividir comunidades por clase. Al Oeste, generalmente, encontramos casas de playa valorizadas en los millones de dólares dentro de comunidades exclusivas y ’sólo para miembros’ que se esmeran por mantener su homogeneidad, buscando nunca llamar la atención a si mismas. Por otro lado, al Este, generalmente solemos encontrar los hogares de quienes atienden y sirven a los ‘miembros’ de estas comunidades privadas, quienes en ciertas instancias ni si quiera son permitidos de utilizar las playas en las cuales pasan la mayor parte de su tiempo.  La escala de las letras en las dunas no le hacen justicia al tamaño del elefante en la habitación: El hecho de que de manera diaria, los peruanos estamos igual de cómodos utilizando estas palabras tanto de manera afectuosa, como armas hirientes.  CHOLO - CHOLA habla sobre Racismo y cómo empleamos el lenguaje para perpetuarlo. El hecho de que las palabras Cholo y Chola estén presentes en nuestro discurso cotidiano de manera más ‘ligera’, nos debería hacer reflexionar por qué es que sentimos empoderados a usar estas palabra para transmitir sentimientos afectuosos, cuando también pueden ser la fuente de agresiones y micro-agresiones intensas. Más aún, esta pieza también busca cuestionar si incluso estos son los términos adecuados para simbolizar unión y poderío nacional, considerando el peso histórico que cargan. El veredicto en este caso aún está por ser determinado.  Dialogar y encarar problemas de manera directa, por más doloroso que pueda ser, nos puede dar la oportunidad de sanar heridas profundas. Las diversas Comisiones de la Verdad y la Reconciliación (y en algunos casos museos y lugares de la memoria) establecidos alrededor del mundo, como en Perú, Argentina, Chile, El Salvador, entre otros, son quizás la mejor prueba de esto. Esta obra fue creada para incitar una discusión sobre el Racismo (pasado y presente) en Perú a través de diálogos, tensiones y momentos de retrospección que esta pieza pueda ser responsable por iniciar.  Finalmente, ya que estas palabras dibujadas sobre las dunas serán borradas por el viento del desierto en el cual se encuentran, sólo queda esperar que este también sea el mismo destino del racismo normalizado que existe en Perú.
       
     
 Amor Humano is a body of work that explores the issue of violence against women using femicide cases in Peru (the artists place of birth) as a starting point, as well as the sounds, rituals and aesthetics that are present in the Huayno culture, a genre of music from the Andean region of Peru and Bolivia.  On August 3, 2017, Iván Sikic (Lima, 1983) carried out a collaborative action in the Nueva Esperanza (New Hope) Cemetery, located in Villa Maria del Triunfo, in Lima, Peru.  One part ritual, one part performance and one part procession, the work was carried out by 5 female dancers, a local Huayno orchestra made up of 7 musicians and a Master of Ceremony who walked alongside the musicians and dancers while these made their way through the cemetery to the tune of the ‘Tunantada’, while the dancers wore traditional outfits that were complemented by embossed hand embroidered capes designed by the artist, in collaboration with local artisans.  This procession, and its many elements that were a part of it, was a homage to those who have suffered or lost their lives for the sole reason of having been born women.  Each one of the 5 capes worn by the dancers, carry with them the dates, cities and names of women (taken from local newspaper clippings) who were murdered at the hands of their lovers. At the same time, the Master of Ceremony who joined the procession, read out the names of 150 women from all over the world who have also died as a consequence to this type of violence.
       
     
LOOT
       
     
Portable Beautifiers
       
     
Honoring the Treaties
       
     
Tiempo Tropical
       
     
Trashed
       
     
The Gold Series: Madrid Chapter
       
     
Lima Linda 2.0
       
     
The Gold Series: Burrinja Chapter
       
     
From Dawn to Dawn
       
     
Lima Linda 1.0